viernes, 25 de mayo de 2018

Niños, adolescentes y el mundo digital.

La eterna cuestión de los padres, como manejar a los chavales que se inician en redes sociales, o que ya lo están y no se enteran muy bien de lo que están haciendo.

Prohibir, no, controlar, SI.
NO es espiar, es cuidar y vigilar.



Cómo convivir con hijos digitales. Santiago Moll, profesor de Secundaria






Aquí un resumen del vídeo.




Ya probaste a poner el nombre de tu hijo en Google???.

viernes, 11 de mayo de 2018

Frenar la iniciativa basada en los nuevos modelos de negocio

Las apps colaborativas están ayudando a solucionar los problemas económicos de muchos españoles.

El parado de larga duración y de más de 45 años que se gana la vida gracias a UBER, esa familia que completa sus ingresos con la ayuda de AirBnB, el joven que paga sus estudios con Cabify o muchos que viajan más barato gracias a BlaBlaCar son algunos ejemplos.

Por otro lado, estas aplicaciones están generando gran malestar en sectores que antes solo competían entre sí y que ahora pasan a tener una competencia, más rápida que ellos, más eficaz, más flexible, y adaptada a los tiempos que les está restando una parte del negocio.

Primero fue el colectivo de los taxistas, que lejos de reclamar mejoras y/o flexibilidad en las normas que los regulan para poder competir, exigen la eliminación de la competencia, o por lo menos su limitación, algo que ya han conseguido en parte y de momento:

El Congreso aprueba el decreto que blinda al taxi ante Uber y Cabify


Luego vinieron los hoteleros, un potente sector que ve amenazados sus ingresos por esas familias y empresas que empiezan en el negocio del alquiler vacacional, también van por el buen camino:

«Plan anti-Airbnb»: un 90% de pisos serán ilegales desde octubre



Este no es el camino, regular en exceso, frenar la iniciativa de negocio, poner puertas al campo, e intentar evitar lo inevitable solo retrasará y cabreará al ciudadano.

Interesante artículo en el que se habla también de empresas como DELIVEROO o JustEat

miércoles, 15 de febrero de 2017

Más calidad y menos cantidad, te lo agradecerán.

"No tiene el mismo impacto un tuit de un perfil falso que no interactúa y que sólo rebota mensajes masivos, que un mensaje publicado por una persona que ya es conocida y reconocida por sus seguidores".

En resumen, es más útil y efectivo centrar los esfuerzos de una campaña en redes sociales en la calidad y no en la cantidad.

Puede que la presión ejercida por el "cliente" nos incline hacia la cantidad, las estadísticas y los números empezarán a brillar antes, pero también se oscurecerán rápidamente y no habremos conseguido ningún objetivo real.

Una campaña, en este caso hablo de política, tranquila, trabajada y correctamente planificada, que incluya formación y sensibilización de militantes y simpatizantes logrará, poco a poco, gran capacidad de influencia de manera prácticamente natural.

Lograremos así un doble objetivo: dar una imagen honrada del partido o candidato, que buena falta hace, y conseguir una base de seguidores en nuestras redes que funcionará sola, de manera natural y real.

Si además ofrecemos contenido de calidad, somos elegantes con la campaña, cuidamos las publicaciones y participamos en las conversaciones, el éxito está asegurado.

"Si lo construyes, ellos vendrán"

miércoles, 18 de mayo de 2016

Tu tiempo es tuyo, que no lo gestionen por ti. Notificaciones de móvil.

Te lo dice tu madre, tu pareja, hasta tus hijos... TU MÓVIL NO PARA DE PITAR!!!

Te molesta cuando intentas concentrarte en alguna tarea, no dejan de llegarte notificaciones...

Llevas múltiples cuentas de Twitter, de Facebook, decenas de grupos de WhatsApp, evidentemente tienes Telegram, Instagram, Pinterest, estás en Linkedin y Google + y claro, todas estas aplicaciones te van notificando "novedades" una tras otra.


Pero realmente, ¿necesitas esas notificaciones en tiempo real?

Normalmente NO.

Todas las aplicaciones pueden configurarse para eliminarlas, o si esto te parece muy drástico, puedes escoger que notificaciones son realmente importantes.

Puedes además gestionar con que frecuencia la aplicación se actualiza, y aumentando el intervalo hasta conseguirás un interesante ahorro de batería.

Con la cantidad de veces que consultas el móvil, sin que este te reclame, seguro que nunca te perderás nada, y te aseguro que vivirás más tranquilo.

Te dejo unos links con tutoriales:







miércoles, 18 de noviembre de 2015

Community, Social, Plan, Strategic, Media y otros Manager. (I)

Pues podemos empezar por el principio...

En el veloz mundo de lo Social Media, una de las cuestiones que nos planteamos es que somos y a dónde vamos, por lo que me parece interesante establecer, un poco a mi manera, una clasificación de los bonitos nombres asociados a este mundillo.

Antes solo existía la figura del Comunity Manger, hoy para muchos sigue siendo así, aunque a medida que profundizamos un poco, vemos que las tareas a desarrollar son demasiadas como para abarcarlas una sola persona.


Pero en el mundo en el que vivimos, no sería realista plantear, para pequeñas empresas o para políticos de ámbitos regionales, provinciales o locales, una serie de puestos que serían inasumibles. Por lo tanto, aprovechando cargos/personal “tradicional” y añadiendo nuevas figuras, podríamos conseguir equipos eficientes para crear y mantener la imagen de empresa o político que se necesite.

Continuará...

neoattack.com estrategiaweb360.com postcron.com

sábado, 3 de octubre de 2015

Hay tiempo!

España es el único país del mundo que cuestiona la legalidad de Blablacar.
Airnb, Uber, las baterías Tesla, el impuesto al Sol, las absurdas y obsoletas leyes antipiratería etc. nos sitúan a la cola de los países desarrollados en legislación sobre Internet, tecnología y nuevos modelos de negocio.
Es cierto que la apertura a estas nuevas modalidades de empresa y de negocio causarán estragos en otras y otros, los lobbies y sectores que no sepan adaptarse sufrirán las consecuencias, pero otros sabrán aprovecharlas.
Porque no podemos quedarnos atrás como país, no podemos ponerle freno al futuro.
Aún estamos a tiempo, ahora que los partidos están apurando los tiempos para redondear sus programas electorales, es el momento de abrirse a nuevas ideas, de mirar a otros países y de evitar que nos saquen más ventaja.
España cuenta con capital humano, y con las características adecuadas, para ser competitivos e incluso para ser líderes en muchos sectores. Pero hay que ser valientes, hay que apostar fuerte y hay que ser conscientes de que hay trenes que sólo pasan una vez.
Mayor libertad individual y como empresa, menores regulaciones, eliminar trabas al desarrollo, dejar que el mercado evolucione, en definitiva, dejar que cada uno pueda, de forma legal y pagando sus impuestos, ganar dinero con su coche, o ahorrar con su batería doméstica, generará ahorro y empleo.
Quizás, muchos de los políticos de los partidos tradicionales no estén preparados para lo que viene, pero el votante si lo está, y esta falta de sincronía puede pagarse muy cara en las elecciones del 20D.
Pero aún hay tiempo...

viernes, 28 de agosto de 2015

Galicine, ¿hay alguien ahí?

Sí, sabemos que hay alguien ahí, pero no está dispuesto a dar explicaciones.

El caso del expulsado por entrar con una botella de agua mediada a la sala, o el de la niña celíaca, reproducidos en medios tradicionales, y viralizado en las redes sociales, es un ejemplo de mala gestión de una crisis de reputación.

No voy a entrar en quien tiene razón, y en este caso, tampoco voy a entrar en si los empleados del cine actuaron correctamente, tuvieran o no razón, lo interesante, es la estrategia seguida por Galicine en las redes y la del afectado.

Galicine, no demuestra tener más estrategia que pasar del tema. Punto. No da explicaciones, borra algunos comentarios y borra los enlaces colgados en su muro a las noticias que hacen referencia al tema. 
En definitiva, solo espera a que todo se olvide. Lo que hace que el cliente, normalmente con una mala imagen de estas empresas, afiance su opinión.

Tenían otra opción, en primer lugar, pedir disculpas por las molestias ocasionadas al resto de espectadores, argumentar con la ley en la mano, responder educada y razonadamente a sus clientes y en definitiva, interactuar con sus clientes en un medio que existe para interactuar.

Los afectados, simplemente colgaron en sus muros su opinión, el efecto multiplicador de las redes sociales y la prensa escrita hicieron el resto.
Además interactuaron con las personas que compartían sus entradas, agradecían los apoyos, mantenían a sus "amigos" informados de las novedades, atendieron a la prensa etc., y todo ello sin contar con ayuda legal ni técnica.

Estratégicamente hablando, está claro quien actuó bien y quien no.