martes, 7 de julio de 2009

La transformación.

De pronto, el gobierno bipartito se ha vuelto muy reivindicativo con la Xunta.

Después de 2 años "a velas vir", ahora no paran de reclamar que se cumplan las falsas promesas que hicieron otros y que ni ellos se creían.

Ahora tampoco nadie les cree ni confía en ellos.