miércoles, 2 de marzo de 2011

POLÍTICA 2.0, una nueva forma de hacer cosas que ya se hacían.

Esas palabras del título, son de uno de los asesores que participaron en la campaña de Obama, y que me llevan a una primera reflexión, si fueras candidato, ¿llamarías a la puerta de un votante varias veces al día, todos los días de la semana y enviarías además a tus colaboradores a llamar más veces y más días? NO

Hoy por hoy, casi todos los políticos ya se han subido al carro de la web 2.0, desgraciadamente con muy poco acierto, cometiendo en general errores de bulto, que echan por tierra los esfuerzos realizados, dejando la iniciativa en un parche para poder decir que están ahí, y poco más.

Para hacer un resumen superficial de lo que sería una estrategia de campaña electoral en la web, normalmente nadie empezaría por decirle al candidato "no seas pesado!!!", pero por ser el error más común, empiezo por ahí.

Facebook es una herramienta que en su configuración por defecto suele enviar un email al usuario cuando recibe un mensaje, además notifica las novedades y por su puesto pueden visualizarse en el muro. Si el candidato, envía mensajes, además de escribir en su estado, terminará por cansar al "amigo", con tanto mensaje y puede que, abrumado, lo elimine o lo oculte.
Hay que huir también de los colaboradores intrusos que se dedican a freír al internauta redundando en temas de los que ya informó el candidato, o lo que es peor, adelantándose al candidato. Organización, estrategia


Habitualmente Facebook provoca cierto espíritu competitivo, todos quieren tener más amigos que el compañero o que el rival, otro error. No importa tanto la cantidad como la calidad y la organización que hacemos de ellos. No vale de nada tener 1000 amigos si no los tenemos clasificados convenientemente, lo mejor posible, por barrios, edades etc. para poder así llegar como es debido a cada uno de ellos. Necesitarán ayuda.

Los que son de tu mismo partido requieren un trato totalmente diferente a los que se interesan por saber más del candidato. Desgraciadamente las conversaciones suelen capitalizarlas los primeros en un continuo "peloteo" evitando que se pueda hablar y convencer a los que aún no tienen claro su voto. Hay estrategias para compensar este problema y sacar ventaja de el.

Facebook permite, a diferencia de Twitter, argumentaciones más largas y pausadas, "más bonitas", acompañadas de contenido multimedia, algo a lo que los usuarios de Facebook están acostumbrados y agracerán, pero sin abusar!!. Twitter tiene otras ventajas muy útiles y diferentes.


Algunos a pesar de los errores que comenten en Facebook quieren estar en otras redes sociales, y si puede ser en todas, añadiendo más y más errores. Cada red tiene sus características y usuarios tipo diferentes.

Lo que nos lleva al principio, por donde se debe empezar, por la ESTRATEGIA en las redes sociales. ¿Eres candidato? ¿usas Facebook? ¿tienes una estrategia definida?

Hay que perder el miedo a la web, y a la web 2.0. Hay que dejar que la web 2.0 lo sea de verdad, es decir, PARTICIPATIVA y también hay que saber combinar el trabajo realizado por profesionales y la participación personal del candidato, sin excederse ninguno de los dos.

Otro día, hablamos de Twitter.