lunes, 19 de septiembre de 2011

Aprendiendo de un dictador

Inglaterra 2011, se producen unos disturbios callejeros, y de nuevo las redes sociales a la palestra.


Los vándalos jóvenes ingleses, como la inmensa mayoría de los jóvenes, sean vándalos o no, tienen móvil y usan las redes sociales. Todos las usan en su día a día y los que son vándalos también las usan para sus actividades vandálicas. Por lo tanto estas redes son utilizadas para organizar peleas, saqueos y lo que se tercie, así como para quedar con los amigos para tomar un café, o para avisar a la novia de por donde andas.


Los coches, los cuchillos, los bates, una silla, casi cualquier cosa, puede ser utilizada para hacer daño, aunque no haya sido creada con tal fin. Exactamente igual que Internet y las redes sociales.



En Inglaterra 2011, se sirvieron de Twitter, Facebook y de las BlackBerry, en Francia en el 2005 los Blogs y los SMS, en las manifestaciones contra el PP en España después de los atentados de Madrid solo los sms. La historia está llena de revoluciones y revueltas ciudadanas, y la gente, con razón o sin ella, siempre ha sido capaz de organizarse y actuar.


En Francia, la policía se dedicó, acertadamente, a vigilar la red y las comunicaciones sospechosas previo permiso de los jueces, pero ahora en Inglaterra se plantean "cortar" las redes sociales indoscriminadamente en estos casos, exactamente igual que intentaron dictadores como Mubarack en Egipto, por cierto, sin ningún éxito.



Imágenes de http://doovive.com/redes-sociales-revolucion-mundo-arabe/