jueves, 8 de noviembre de 2012

El mal ejemplo de sus señorías.

Esta semana está siendo dura para los diputados y senadores en lo que a su imagen pública se refiere. 

A los "extraños" casos de extravíos de iPads (Congreso), hay que sumarle ahora las 18.000 llamadas a números de tarificación especial y los 16.000 mensajes premiun (juegos, concursos etc.) que han realizado nuestros representantes (Senado). link a la noticia

Son cifras del Congreso o del Senado, porque los datos van apareciendo de una u otra cámara, por lo que es posible que la situación sea todavía peor si sumásemos los casos de ambas cámaras.

La crisis está provocando que los ciudadanos se fijen más y asuman peor los privilegios de los diputados/senadores de nuestro país, que tampoco hacen nada para mejorar su imagen, y que sumados a los  diversos escándalos que protagonizan altos cargos y otros representantes, autonómicos, provinciales y municipales, han conseguido que la imagen del político sea desastrosa.

Generalizar siempre es equivocarse, y estoy convencido que la inmensa mayoría de los políticos son gente honrada, pero hay privilegios que hoy ya no tienen sentido, que hieren la sensibilidad del ciudadano y a los que deben renunciar sin demora.

¿Necesitan que se les pague el ADSL de su casa?
¿Necesitan que se les de un iPhone, y un iPad?
¿Necesitan que se les paguen las llamadas?


Congreso prácticamente vacío durante una sesión.