lunes, 4 de febrero de 2013

Un cambio de ciclo, NECESARIO.

Creo que llevamos ya varios años inmersos en ese cambio, y cada mes que pasa estamos más cerca de que se produzca.

Las encuestas señalan una importante bajada del PP y mantienen al PSOE en sus momentos más bajos, y ni unos ni otros están entendiendo lo que pasa, o no lo quieren entender.

La corrupción, que en momentos de crisis como este, hace mucho daño, la falta de transparencia, la pura falta de democracia interna de los partidos tradicionales y el empeño impenitente e impertinente de los micronacionalistas, están acabando con la paciencia de los españoles.

Desde los pueblos, pasando por las ciudades a las autonomías, ya nada volverá a ser como antes después de un año entero sin elecciones.

Los grandes partidos, no se quieren adaptar. La sociedad avanza mucho más rápido que ellos.

La regeneración real es necesaria, una nueva generación debe posicionarse para tomar las riendas y llevar a cabo los cambios que la sociedad demanda.

En momentos como este, apostar por el inmovilismo es un error, que en poco tiempo será un error FATAL.