jueves, 6 de noviembre de 2014

No solo es la economía!!!

El Partido.

El PP recoge la cosecha de descontento que sembró en estos años entre sus propios votantes, al no haber hecho ningún movimiento renovador, y al decir ninguno, quiero decir ninguno en absoluto.

No solo no ha hecho nada por renovarse, modernizarse o democratizarse, si no que, con la seguridad del ignorante, apuesta por seguir en la misma línea, haciendo oídos sordos a las encuestas, a la opinión pública y a lo que les dicen todos los militantes que tienen la oportunidad de hablar con algún cargo.

Un ejemplo de esto, es la nueva estrategia anunciada de ir pueblo a pueblo denunciando lo que en realidad es Podemos. Como no lo sabemos, somos tontos, van a tener que venir a explicárnoslo, y como si a los votantes de Podemos se les pueda convencer con argumentos y no con hechos.

El Gobierno.

Según el CIS el 87,5% de quienes votaron a Rajoy están descontentos con la gestión del Ejecutivo.
El PP sigue con sus problemas de comunicación, que añadidos a la incapacidad para hacer cumplir su propio programa, desemboca en un desastre tras otro.

La labor de comunicación de Cospedal o la de alguna famosa ministra, es digna de estudio de como no se debe comunicar en política.


Barones piden a Rajoy cambios en el equipo del PP y más política.

El PP se desangra arrastrado por su propio electorado: todo sigue ‘igual o peor’

Los partidos tradicionales piden "reflexión" tras el "terremoto" del CIS.


Así están las cosas, y aún pretenden seguir sin cambiar estatutos y democratizar el partido.
Esperemos que cuando se decida, no sea tarde para el PP y para todos.